¿POR QUÉ A MÍ?

Por Psic. Gabriela Merino Huber

 

La vida está llena de tropiezos y todos estamos expuestos a cruzarnos por la vida con gente limitada en cuanto a sus sentimientos, agresiva, violenta, maleducada, incluso las hay manipuladoras y malintencionadas.

 

Cuando recibes una agresión injustificada lo primero que te viene a la mente es ¿ por qué a mí?, ¿por qué si soy una persona buena, que trata de hacer el bien a los demás, que ama, que respeta?, ¿por qué?... ¿por qué cuando he hecho todos los esfuerzos por “sembrar” cosas buenas para cosechar cosas parecidas lo único que recibo es todo lo contrario? Y la frustración de darnos cuenta de que nuestros esfuerzos han sido en vano es lo que más nos atormenta.

 

La verdad es que a veces lo que cosechamos es el fruto del maltrato, el miedo y el odio que otros sembraron en la persona con la que nos estamos relacionando, no sólo recibieron maltratos sino que además les negaron la palabra TE AMO.

 

¿Por qué nos aferramos a un(a) degradador(a) emocional?, ¿cómo es que no registramos las señales antes de que llegue la estocada final, es decir el momento en el que nos hacen añicos el corazón?

Bien, por nuestras propias carencias. Nos enseñan a confundir al amor con tratos por parte de progenitores y hermanos que son degradantes, desconsiderados, descalificantes, indiferentes, mentirosos etc.

 

Por eso cuando crecemos y alguien nos trata de esa manera creemos que honestamente nos ama. De ahí que no comprendamos cuando de la nada dejan de querer relacionarse con nosotros… ¿pero cómo? ¡Si tu me amabas!, no te lo puedo creer, después de todo lo que pasamos juntos, de tantas veces que me dijiste quererme y querer pasar el resto de tu vida conmigo…

 

El primer paso para dejar de caer en estas situaciones es definir qué sí y que no es amor, y tenerlo bien claro… y en segunda amigos presten mayor atención a los hechos que a las palabras, porque si alguien les dice amarlos pero es desconsiderado, desatento, mentiroso, infiel, etc. A pesar de que les siga diciendo que los ama y les baje la luna y las estrellas, siento decirles, NO es verdad y vale más terminar con la relación antes de llegar a estar tan lastimados o sometidos que sea difícil escapar.

 

Comentarios: 2
  • #2

    Rosseth Guzmán (miércoles, 22 agosto 2012 14:12)

    Me gusto mucho este articulo, me identifique con todo lo que he venido arrastrando de años con mi pareja, y hasta hoy comprendi el porque de su enfermedad. Yo puedo decir con toda certeza que coseche los frutos del maltrato,miedo odio, rechazo que otros sembraron en el.Le negaron el amor;por eso no tiene la capacidad de darlo, y solo lastima y lastima, por doce años lo soporte pero NO MAS!!!

  • #1

    carmen (lunes, 04 junio 2012 15:13)

    me encantó el artículo, y de verdad todos hemos pasado por un ¿por que a mi?, pero también gracias a ésa situación podemos crecer y madurar para aprender a dar mas y "hablar" menos. Aporto un bello pensamiento que dice: "podemos olvidar lo que nos dijeron, insultaron, reclamaron, pero... Jamas podremos olvidar como nos hicieron sentir. Bonita semana